Los Colores del Viento

Enamorarse del viento era una locura, decían.

Pero es que nadie lo entiende hasta que no está sentado frente a las olas del mar, ese momento en el que la arena se pega en la punta de los pies, en el que el sol está a punto de quemar la piel, y el momento en el que te encuentras con los ojos cerrados junto a la persona que más nos acelera el corazón. Palpitaciones cercanas a la muerte.

Cerrando los ojos físicos, pero abriendo los ojos del corazón. Y es que sentir como el aire choca nuestro cuerpo, como los olores cada vez se intensifican más, como poco a poco se empieza a sentir que el viento deja de ser viento, y se convierte en olas de colores, olas de arcoíris, olas del poder que él viento tiene sobre nosotros.

Cuando al final quieres abrir los ojos, la locura del viento ya predominó dentro de la vida. Así es, así entendemos que las melodías más espectaculares son la poesía, el arte, la música, el viento, y ella. Que sin duda alguna, no es viento, pero mueve las olas del arcoíris.

Así se sienten los colores del viento, así de ven las melodías del cielo.

Leave a Comment

Your email address will not be published.